Jesuitas Pamplona/IruñaClub DeportivoSan Ignacio
sábado, 19 de octubre de 2019 | Contactar
DD

EL BALÓN QUE NOS HIZO HOMBRES

EL BALÓN QUE NOS HIZO HOMBRES

El balón con el que sufrías pero tenia algo que te ataba y te llevaba a volver a repetir. Desde que lo conocí en los ´90, le hemos intentado sustitur por otros más nuevos, adidas o nike, pero siempre volvía, siempre quedaba intacto al final de la bolsa ese viejo Mikasa. Ese objeto esférico que veías salir del pie del portero, coger altura, dirigirse a tu cabeza, y que te hacía dudar entre rematar, encoger el cuello y que te rematara él a ti, o directamente apartarte y dejarle botar. Si elegías la primera opción, el resultado era dolor, ya fuera de cabeza o cuello; si elegías la segunda opción, poca variación ibas a sentir, ya que el dolor te le ibas a llevar de todas formas, y si encima eras poco hábil en este deporte, tenías la opcion de dolor y cara en la misma situación; en el caso de escoger la tercera opción … te iban a doler los pies de correr detrás de él, ya que es el balón que más lejos he visto botar después de caer contra el suelo.

¿Quién no ha jugado un partido un sábado o domingo por la mañana, en invierno, y ha recibido un impacto directo de este elemento aéreo en cualquier parte de su cuerpo, y ha tenido la marca de las costuras, incluso alguna letra de la marca Mikasa, durante unos cuantos días como si fuese una red marcada?

Este balón ha sido muy nombrado en conversaciones nostálgicas entre amigos, entre las cuales he podido rescatar dos frases muy descriptivas:

“Era como rematar una bola de piedra, pero si empalmabas bien el balón pasaba el mismo miedo el portero al verlo venir, que tú al ver como se te quedaba el pie después de hacerlo”

“Los Mikasa era el sustitutos de la Mili”

Ese balón, era símbolo de los valores que consideramos que este deporte tiene, o mejor y tristamente dicho, tenía. Este balón simbolizaba que ibas a dejarte todo el en campo de juego, ya fuera en medio del prado, en el patio de tu casa, o jugando liguillas infantiles en esos míticos campos de tierra donde nos críamos. Ese balón simbolizaba que pasábamos la juventud entre nuestros amigos, y no enfrente de un ordenador o de una máquina de videojuegos. Larga vida a los Mikasa. Larga vida al balón que nos hizo hombres.


SACADO DE:  https://distinguidoscasuals.wordpress.com/2015/05/19/el-balon-que-nos-hizo-hombres/

Club Deportivo San Ignacio | c/ Bergamín 32, sn 31004 | T 948 23 38 00 | F 948 23 66 39 | Nota legal
Desarrollado por Uritec