NUEVO CONVENIO DE COLABORACIÓN
Jesuitas Pamplona/IruñaClub DeportivoSan Ignacio
viernes, 14 de agosto de 2020 | Contactar

II CAPÍTULO

SALTOS

Estas pruebas, se denominan concursos, como los lanzamientos. En todos ellos, se hacen pruebas eliminatorias, para acceder a la final, que normalmente suelen ser los 12 mejores, o los que hayan superado una marca mínima. Una vez en la prueba, se realizan tres intentos, y se clasifican los 8 mejores, para realizar otros tres mas, calificándose el mejor de cada uno.
Esto es en las olimpiadas, y en los campeonatos mundiales, europeos o nacionales. Lógicamente en nuestras competiciones, es mucho más fácil, puesto que los objetivos principales se basan en la participación, así que todos tienen derecho a realizar los tres o cuatro intentos a los que haya tiempo, no efectuándose pues los intentos de mejora. En principio, no hay marcas mínimas, puesto que el objetivo, es que todos aprendan, dándose el caso de que si uno salta poco, no queda excluido, ya que la única manera de que aprenda a mejorar es, que siga saltando.
En esta disciplina de saltos hay cuatro especialidades:

SALTO DE ALTURA Es preciso superar un listón de madera, sin que se caiga después de pasar por encima. El estilo que impera desde hace ya mas de 20 años, es el Fosbury, corriendo en circulo y efectuando una batida que nos lanza hacia el listón, saltando hacia atrás, pasando primero la cabeza, y los pies al final.Requiere una gran capacidad de batida vertical, y una elasticidad superior. Los atletas estilizados, y ligeros, tienen ventaja en esta especialidad.

También la estatura tiene su importancia. Las alturas comienzan en 1,10 1,20 o 1,30 mts., según las edades, y se va subiendo el listón de dos o tres centímetros cada vez. Hay tres intentos para superar cada altura, y no pueden hacerse más de tres intentos fallidos seguidos, aunque sea a distintas alturas. En esta prueba de salto de altura, como en salto de pértiga, no hay diferencias entre categorías. La caída afortunadamente se efectúa en una colchoneta.

SALTO DE PERTIGA Es igual que el salto de altura en cuanto a la normativa. La única diferencia es que se utiliza una pértiga para apoyarse y pasar el listón. Actualmente las pértigas son flexibles, y consiguen con la recuperación después de la flexión, lanzar al atleta sobre el listón. Es necesario un gran entrenamiento de técnica. Los atletas deben ser fuertes, muy flexibles, y tener una coordinación casi perfecta para desenvolverse en el espacio. Es muy apreciada por el publico, ya que es muy espectacular, pero pocos saben la cantidad de horas de trabajo que han metido los atletas para poder pasar sus primeras competiciones. Las alturas en las que se comienza no suelen superar los 2 metros, pero el record mundial esta en más de 6 metros.


El impulso del salto se consigue con una carrera de unos treinta metros con la pértiga al aire hasta encajarla en un cajetín que al doblarse, nos catapulta hacia arriba cuando recupera su forma original. En los comienzos, las pértigas no se doblan, solamente actúan como si fueran un soporte. El aprendizaje es largo, quizás el mas largo de todas las pruebas del atletismo. Quizas, sea por eso, que aun siendo muy espectacular, el trabajo y la espera de varios años hasta conseguir una depurada técnica, hace que no se vean tantos atletas en esta especialidad.

Es triste decirlo, pero eso solo significa que en general, nos gusta más lo fácil que lo difícil, lo que nos cuesta menos, que lo que nos cuesta más. Si tuviéramos que medir la capacidad de forjarse una persona como tal, incluyendo estudios, y deporte, una buena forma de hacerlo, seria midiendo los esfuerzos que ha realizado para conseguirlo. Se ha demostrado que esta capacidad de trabajo esta relacionada con las actitudes y aptitudes que se verán en esta persona en su futuro profesional. La competición ayuda a plantear la vida diaria como un reto continuo, en todas sus facetas. Es por eso que el atletismo es una de las mejores fuentes de las que nutrirse para la formación de los jóvenes.

SALTO DE LONGITUD La velocidad de carrera es la característica más importante. Es una ley física sencilla, ya que cuanto mayor es la velocidad del atleta, a igual impulso vertical, la caída será más lejos. Por supuesto, que a igual velocidad, si el impulso vertical es mayor, también se ira mas lejos. Todo cuenta. Así como la velocidad es innata del individuo, la potencia de batida, y la técnica se adquieren con el entrenamiento. Las normas de competición son como las que hemos mencionado para el salto de altura.

En infantiles se salta entre los 3 y 4 metros, habiendo atletas olímpicos, que se han acercado a los 9 metros. También se coge impulso por un corredor de metro y medio de anchura, y se efectúa la batida en una tabla, en la que hay colocada una tira de plastilina, que hace de chivato si el atleta lo ha pisado, en cuyo caso el salto será nulo. Hay que saltar, sin tocar la plastilina, por lo que parte del entrenamiento incluye el talonamiento, que es ajustar la carrera, para que el ultimo paso coincida exactamente en la tabla de batida, ni antes (perderíamos distancia medida), ni después, (seria nulo). El salto se mide, desde la plastilina, hasta la primera huella dejada en la arena, cualquiera que sea la parte del cuerpo que la haya dejado. El atleta deberá salir andando por la parte delantera del salto, para ser valido, nunca hacia atrás.

TRIPLE SALTO La característica de los atletas, es muy parecida a los de los demás saltos. La diferencia con el salto de longitud, es que hay que dar después de la batida en la tabla, otros dos pasos más antes de caer al foso. Requiere una gran fortaleza de tobillos, gran elasticidad, buena capacidad de salto vertical, y buena velocidad. Vale todo lo mencionado para el salto de longitud en cuanto a caída en el foso.

El salto, se puede realizar con cualquier pie, pero sea cual sea, el siguiente paso debe darse con el mismo pie de la batida, y el siguiente con el otro, para caer en el foso, normalmente con los dos juntos. Las distancias conseguidas al principio rondan los 8 a 10 metros, estando el record mundial cerca de 19 metros. En todos los saltos, al igual que en las carreras, se utilizan zapatillas de clavos, ya que el rendimiento es mayor, al evitar los deslizamientos del pie, tanto al correr como al saltar. En todo caso, al comienzo, en edades tempranas, no es imprescindible, e incluso diría que es incluso mejor correr sin clavos, para evitar posibles caídas por falta de costumbre del uso de los clavos, ya que en la vida normal, no los llevamos y los tropezones están a la orden del día. Ya habrá tiempo mas adelante de aprender a usarlos correctamente y sacarles el partido correspondiente. Como dato técnico, decir, que la carrera de impulso en la categoría infantil, se limita a un máximo de 15 mts, para evitar lesiones.

Club Deportivo San Ignacio | c/ Bergamín 32, sn 31004 | T 948 23 38 00 | F 948 23 66 39 | Nota legal
Desarrollado por Uritec